La conciencia de los ex comunistas. Por Isaac Deutscher

La conciencia de los ex comunistas. Por Isaac Deutscher

Este texto de  Isaac Deutscher, escrito en medio de la Guerra Fría cultural pero cuando aún se desconocía el papel de la CIA en ella, revelado luego por la revista Ramparts y The New York Times, me ha ayudado a entender a algunos ex comunistas cubanos ahora militantes del “extremo centro” y más obamistas que el propio Obama.  

 

“…generalmente el intelectual ex-comunista deja de oponerse al capitalismo. A menudo une sus fuerzas a los defensores de éste, y aporta a esa tarea la falta de escrúpulos, la estrechez mental, el desprecio a la verdad y el odio intenso que le fue imbuido por el stalinismo. Continúa siendo un sectario. Es un stalinista vuelto del revés. Sigue viendo el mundo en blanco y negro, sólo que ahora los colores se distribuyen de modo distinto. Como comunista, no ve diferencia entre los fascistas y los socialdemócratas. Como anticomunista, no ve diferencia entre el nazismo y el comunismo. En otro tiempo aceptó la infalibilidad del partido; ahora se cree infalible a sí mismo. Después de haber sido arrebatado por la ”mayor ilusión”, está ahora obsesionado por la mayor desilusión de nuestro tiempo.

“Su anterior ilusión suponía al menos un ideal positivo. Su desilusión actual es enteramente negativa. En consecuencia, su papel es intelectual y políticamente infecundo. También en eso se parece al amargado ex-jacobino de la época napoleónica. Wordsworth y Coleridge estaban fatalmente obsesionados por el ”peligro jacobino”; su miedo amortiguó incluso su genio poético. Fue Coleridge quien denunció en la Cámara de los Comunes un proyecto de ley de prevención de la crueldad contra los animales como ”el mejor ejemplo de jacobinismo legislativo”. El ex-jacobino pasó a ser el apuntador de la reacción antijacobina en Inglaterra. Directa o indirectamente, su influencia se encuentra detrás de las leyes contra los escritos sediciosos y la correspondencia traidora, de prácticas traidoras y de reuniones sediciosas (1792-94), detrás de la derrota de las reformas parlamentarias, detrás de la suspensión del acta de habeas corpus, y del aplazamiento, durante toda una generación, de la emancipación de las minorías religiosas de Inglaterra. Y, en vista de que el conflicto con la Francia revolucionaria ”no era ocasión de hacer experimentos azarosos”, también al mercado de esclavos se le concedió derecho a la vida … en nombre de la libertad.

“Exactamente de la misma manera, nuestros ex-comunistas, por la mejor de las razones, hacen las cosas más execrables. El ex-comunista avanza brevemente en primera línea en toda caza de brujas. Su ciego odio hacia su anterior ideal es una levadura para el conservadurismo contemporáneo. No es raro que los ex-comunistas denuncien la más suave tendencia del ”estado benefactor” como ”bolchevismo legislativo”. El ex-comunista hace una contribución de peso al clima moral en que se incuba la contrapartida moderna de la reacción anti-jacobina inglesa.

“La grotesca actuación del ex-comunista es un reflejo de la situación sin salida en que él mismo se encuentra. La situación sin salida no es exclusivamente suya; él se encuentra en el mismo callejón en que toda una generación lleva una vida incoherente y perpleja.”

Fragmento de “La conciencia de los ex comunistas”, aparecido como reseña de The God that Failed [El Dios que cayó] en The Reporter (Nueva York), abril de 1950. El artículo completo en este enlace. 

 

https://www.marxists.org/espanol/deutscher/1950/conciencia_ex-comunistas.htm

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s